Psiquiatría sí, pero integral e inclusiva

Como profesionales de la salud mental en  arturosoriapsicólogos, nos interesa extraordinariamente el debate suscitado en las últimas semanas sobre el papel de la psiquiatría en nuestra sociedad y el tratamiento con psicofármacos. A raíz de la entrevista a Robert Whitaker: “La psiquiatría está en crisis” Ciencia. El País 7/2/2016 numerosos representantes de asociaciones y especialistas han vertido sus opiniones sobre este tema y nosotros queríamos aportar la nuestra. Este periodista norteamericano  ha analizado estudios científicos y datos de prevalencia de los trastornos mentales en nuestra sociedad,  y afirma que el diagnóstico y tratamiento farmacológico no se sustenta en una teoría científicamente demostrable y sí en la adopción de un modelo biomédico por parte de la comunidad psiquiátrica en los años 70-80 y los intereses cruzados con la industria farmacéutica y asociaciones psiquiátricas como la Asociación de Psiquiatría Americana (APA) . Whitaker nos lanza esta pregunta: ¿hemos organizado la atención psiquiátrica en torno a una historia que es científicamente cierta o no?

A pesar de que el modelo biomédico, en tanto fórmula de explicación y de respuesta al proceso salud-enfermedad entró en crisis en las últimas décadas del siglo XX, todavía hoy sigue vigente en gran medida en los modelos teóricos y tratamientos de la psiquiatría actual.

Desde este modelo biomédico, el psiquiatra instalado en una posición paternalista, posee no sólo el conocimiento científico-técnico sino también el juicio moral para decidir unilateralmente lo mejor para el paciente, sin tener en cuenta su opinión. Lo cual origina una dinámica particularmente asimétrica en la relación en la que el papel del paciente juega un papel subordinado, debiendo obedecer y confiar ciegamente en el médico.

Es bien sabido desde hace tiempo, que un porcentaje significativo de las personas que se acercan a las consultas psiquiátricas y psicológicas a relatar sus dificultades y sufrimientos, albergan malestares no siempre del ámbito de lo médico, aunque aparezcan vestidos con diagnósticos y etiquetas psicopatológicas.

Se hace necesario un cambio hacia un enfoque biopsicosocial y comunitario, en el que  el planteamiento esencial  sea la incorporación de las ciencias psicológicas y sociales en diálogo con las ciencias biomédicas y  la validación plena de otras formas del saber acumuladas históricamente por las diversas culturas. Esta perspectiva intenta superar dificultades históricas generados por el modelo biomédico (positivista y, por tanto, reduccionista) como por ejemplo: la supremacía de lo individual por sobre lo colectivo, de los fenómenos biológicos por sobre los sociales, de las acciones curativas por sobre las preventivas y promocionales, de la atención clínica por sobre la intervención comunitaria, la hegemonía de los modelos de gestión mercantil en salud por encima de modelos públicos.

De esta manera se plantean retos sobre cómo se realiza en la práctica este proceso de integración de los componentes biológicos, psicológicos y sociales, en un conjunto coherente que contemple: condición sociohistórica concreta (origen / entorno social, cultural y económico, sexo/género, edad/generación, etc.), cómo se expresa lo social en las posibles causas de enfermedades mentales, en la historia natural de dichas enfermedades, en las formas que la sociedad se provee para curarlas y en la creación de condiciones sociales favorables para la salud y la salud mental.

Nos parece imprescindible la creación de condiciones de confianza, diálogo, respeto mutuo, intercambio y enriquecimiento cruzado de saberes (antropología, sociología, psicología, saber popular, etc). Sólo un modelo de intervención comunitaria en salud puede otorgar condiciones apropiadas para que se pueda configurar una cierta intersubjetividad de diálogo y comunicación entre los representantes de las instituciones de salud que participan en ese continuo salud-enfermedad.

Ayúdanos a seguir adelante con un pequeño gesto. ¡Solo tienes que compartir!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email