EL CAMBIO PSIQUICO

¿En qué sentido buscamos un cambio cuando consultamos al psicólogo? ¿Busco ayuda para que mis síntomas desaparezcan (cualquier tipo de sufrimiento) o además quiero saber qué conflictos o carencias hay de fondo?

El cambio psíquico es consustancial a formación de nuestro aparato psíquico. Al igual que la fijación o permanencia. Nuestras primeras experiencias dejan una traza que se inscribe en la memoria. En este sentido todo es proceso y construcción. Pero al mismo tiempo también es necesario que algo permanezca y se fije. Este es el juego dialéctico que se establece al inicio de la constitución de todo sujeto humano. Tensión constante entre inmovilidad y transformación, entre estabilidad y movimiento. Ambos factores llevados al extremo emergen en condiciones patológicas (rigidez vs. Labilidad). En la psicoterapia por tanto, al buscar el cambio se busca el equilibrio entre ambos procesos.

Otro elemento a tener en cuenta es la consideración del cambio psíquico como un proceso. Y un proceso conlleva el tránsito por una serie de etapas, cada una de ellas con una dinámica propia. Etapas que no “se dan” sino que se van construyendo. Todo ello a través de un proceso activo, entre terapeuta y paciente en el que intervienen procesamientos no sólo cognitivos sino también afectivos o emocionales.

Es importante también la consideración del cambio psíquico, como un proceso discontinuo. La evolución del paciente, su mejoría, no se produce de forma lineal, no es un proceso acumulativo. Esa no linealidad a veces produce incertidumbre, frustración, impotencia, etc., que pueden dificultar la mejoría psíquica. Es necesario entonces analizar recaídas o retrocesos adecuadamente e insertarlos en el proceso de la propia psicoterapia.

Muy relacionado con lo anterior está el ‘factor de no cambio’. Nos referimos a los diferentes mecanismos que se activan en el proceso de cambio como conflictos internos, resistencias, traumas, etc., y que lo van a dificultar lógicamente.

Pedro Adrados Vázquez
Psicólogo Clínico

Ayúdanos a seguir adelante con un pequeño gesto. ¡Solo tienes que compartir!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email